martes, 10 de marzo de 2015

Escritora de Sueños

Escribir, escribía,
Por mucho que me regañaban,
Pero de noche y de día,
Mis personajes me asaltaban.

Con una suave melodía,
Duendes y ninfas se amaban,
Puede ser que alguien se ría,
Pero, las sirenas me cantaban.

Centauros, ogros y dragones,
También tenían cabida,
Eran unos guasones,
Hacían más alegre mi vida.

Y así creé un mundo de fantasía,
Dando vida a mis personajes,
Estar con ellos prefería,
Y ellos me mandaban mensajes.

Escribía y tanto les quería,
Que una noche me secuestraron,
Usando una vieja brujería,
A su reino me llevaron.
Y ya no era niña, sino hada,
Hubo una fiesta que duró mil años,
De mi anterior vida no sabía nada,
Cada día fue mi cumpleaños.


Escribía y soñaba.