viernes, 16 de enero de 2015

Tu sangre es mi destino

He cruzado los mares hasta encontrarte en esta era, cuando el flujo de tu sangre alteró mis sentidos. He caminado entre los vivos, como si fuera uno de ellos, he dado muerte y he dado vida, pero no he amado hasta este momento.
Y sé que tu corazón es de otro, de ese tal Jonathan Harker, por él he visto cuán glorioso es el amor, si es a Mina a quien se ama.
Y ya no tienes que fingir que me temes, pues he ahondado en tu corazón, no debes reprimir tus besos, pues este momento nos pertenece.
Sé mi princesa enamorada, ya no hay Drácula sin esposa, no tendrás rival en mi castillo, ni enfermedades que te consuman. Ahora ya eres mía, Mina Harker, no opongas resistencia, ahora eres mía, amada mía...y tu sangre es mi destino.